Intervención  en "El Basilisco" residencia de artistas, Avellaneda, Buenos Aires 2005.

En estos trabajos, se fue desarrollando la idea en proceso de una suerte de manipulación de formas, trascendiendo o invirtiendo las representaciones de algunas cosas como acostumbran estar presentes entre nosotros: letras, números, formas objetuales  conocidas, las cuales al ser manipuladas son vaciadas y vueltas a llenar de un nuevo sentido.

A estas configuraciones existentes, las deformo o las doto de una nueva forma a través de un juego del tomar, agregar, superponer, borrar, deslizar, quitar y agregar.

Una forma de deconstruir, para volver con un sentido formal y poético a reconstruir otra realidad.